Bajos eléctricos: mejores productos de mayo de 2021, precios, críticas

El bajo eléctrico siempre forma parte de los instrumentos de cuerda, en este caso, de los de cuerdas electrificadas. Muy parecido a una guitarra eléctrica, pero más grande y con más cuerdas. Tiene un cuerpo sin caja de resonancia, dispone de captadores magnéticos para detectar las vibraciones de las cuerdas convirtiéndolas en impulsos eléctricos. El sonido se amplifica. Produce sonidos graves y profundos, por lo que es perfecto para acompañar a otros instrumentos, realiza la función rítmica y armónica. El bajo eléctrico iba a reemplazar al contrabajo en bandas que eran cada vez más fuertes, por ejemplo en el rock and roll, se necesitaba un instrumento eléctrico con un sonido más potente. Sin embargo, a pesar de las innovaciones, muchos jugadores prefieren los bajos de la edad de oro, como los diversos modelos propuestos por Fender. Averigüemos en detalle.

Tipos de bajo eléctrico

Los bajos eléctricos se estropean en dos tipos principales: los de cuatro cuerdas y los de cinco cuerdas. El bajo de cuatro cuerdas es similar al contrabajo, pero es más fácil de tocar y está amplificado. Sus cuatro cuerdas la suavizan y pesa menos. Por otro lado, tiene la limitación en la posibilidad de expresarse en varios niveles. El bajo eléctrico de cinco cuerdas no existe desde hace mucho tiempo, pero es mucho más profesional, más usado y más complejo de tocar. Tiene un sonido más amplio y rico. Otros bajos que son populares son los que no tienen trastes, por lo que son más difíciles de tocar, ya que es complejo presionar las cuerdas a la altura adecuada. Otro bajo eléctrico es el zurdo, dijo zurdo simplemente juegas al revés, con la mano derecha en el cuello y la mano izquierda con el dedo. Entre las principales marcas de producción, encontramos EKO, Cort, Ibanez, Fender y Gibson.

Composición de bajo

El bajo eléctrico consta de las siguientes partes, veamos en detalle:

  • recepción de efectivo – la parte donde descansa el brazo;
  • resolver – atornillado a la caja o pegado, en su interior hay un tornillo para ajustar su curvatura;
  • teclado – pegado al cuello, los trastes se encuentran en él;
  • cucharón – parte superior del mástil donde se colocan los mecánicos utilizados para afinar las cuerdas;
  • recoger – detectar las vibraciones de las cuerdas, transmitirlas en forma eléctrica a través del cable al amplificador;
  • cuerdas – pueden ser cuatro o cinco;
  • puente – pieza metálica atornillada a la caja, donde se sujetan las cuerdas.

¿Cuántos trastes tiene un bajo eléctrico?

Los trastes son pequeñas barras de metal insertadas en el diapasón, cuya función es permitir el fraccionamiento preciso de la cuerda, determinando así la correcta entonación de las notas que tocas. Los trastes pueden tener varias dimensiones en alto y ancho, estas medidas se denominan vintage, medium jumbo, jumbo, extra jumbo o similar. En general, los trastes bajos favorecen el glissato, o el deslizamiento de las cuerdas, mientras que los agudos favorecen la flexión, o el tirón de las cuerdas. Su número se indica mediante marcadores especiales, generalmente de nácar, abulón o diademas de plástico. La clave que sigue a la tuerca se denomina primera clave, la siguiente segunda clave, etc. El bajo no tiene un número fijo pero varía según el diapasón, por lo general lo son de todos modos veinte o veinticuatro llaves. El diapasón es la distancia entre la tuerca y el puente. Hay bajos de corto alcance y bajos de largo alcance: los de largo alcance tienen trastes más anchos, tienen cuellos más largos, pero nada cambia en el sonido, la posibilidad de tocar notas más altas, el rango, el manejo cambia.

Materiales

Un bajo eléctrico se construye con un juego de maderas, las más usadas con las que se fabrican los teclados de bajo eléctrico. son ébano, arce y palo de rosa, más extendido pero menos valioso. Con respecto a las cuerdas del bajo eléctrico, están hechas de metal, por lo que son de acero o níquel. Pero muchos son alérgicos al níquel y por eso hay aleaciones que no contienen níquel, o también se utilizan fibras sintéticas. También hay cuerdas de carbono, fibra sintética y tripa. La cuerda sirve para aportar elasticidad, ligereza y tensión.

Cómo jugar

Para ir a tocar el bajo eléctrico, tomaremos la mano derecha, la que puntea las cuerdas y usaremos los dedos índice y medio en ocasiones también el pulgar, alternándolos, dicho de forma convencional. La mano izquierda ayuda a lo que hace la derecha: presiona las teclas dando la intención deseada, por ejemplo haciendo vibrar las cuerdas. O, alternativamente, decides usar la púa, la púa te da más ataque que los dedos: es una especie de «percusión», mientras los dedos la pellizcan o acarician. El sonido producido es diferente y el cuerpo de la nota viene inmediatamente después.

Cuál elegir

La elección del bajo eléctrico depende del nivel en el que nos encontremos, si estamos al principio siempre es bueno pedir consejo a expertos o tiendas de música. Entonces, hablemos de bajo eléctrico de nivel de entrada. Como dijimos, el bajo eléctrico de cuatro cuerdas no tiene cámara de resonancia, por lo que su sonido está determinado por el tipo de madera utilizada y las pastillas, es bueno evaluar el tamaño del mástil y el diapasón para tener un mejor manejo. Mucho también depende de nuestras manos. Pero además de esto, hablando de los pick-ups, que son los micrófonos que se utilizan para captar las vibraciones de las cuerdas, tendremos que elegir un producto sencillo que tenga un buen manejo del volumen y el tono a ser modificado. Una buena actitud lo es todo, sin importar de qué materiales estén hechos. Otra cosa importante es la dinámica del tacto de las cuerdas, que debe estar bien equilibrada si es posible. No debe haber ruido de fondo, la calidad de la mecánica debe ser muy alta.

Rangos de precios

Los bajos eléctricos tienen varios rangos de precios, comenzando con los más barato, alrededor de 150 euros hasta 300 euros, llegaremos a los de gama media-alta, que rondan los 500 a 1000 euros. La elección siempre radica en el uso que queremos hacer de ella y en la disponibilidad de nuestro presupuesto. Si tienes alguna duda es mejor que vayas a comprarlo a las tiendas oficiales, para que puedas pedir aclaraciones y consejos. La nota positiva es sin duda la de poder probar la herramienta antes de comprarla.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad